Mes: noviembre 2015

21 noviembre, 2015

Por: Dra. Susan Láscarez G., Nutricionista

En el mes de octubre, la OMS brindó un comunicado sobre la relación del consumo de carnes rojas y procesadas con el cáncer.  Éste se publicó luego de una revisión exhaustiva de estudios científicos realizada por 22 expertos de 10 países, convocados por el Programa de Monografías del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer.

La revisión clasificó el consumo de carne roja como probablemente carcinógeno para los humanos, basado en evidencia limitada de que el consumo de carne roja causa cáncer en los humanos. Esta asociación se observó principalmente con el cáncer colorrectal, pero también se han visto asociaciones con el cáncer de páncreas y el cáncer de próstata.  La carne procesada se clasificó como carcinógena para los humanos, basada en evidencia suficiente en humanos de que el consumo de carne procesada causa cáncer colorrectal.

El consumo de carnes varía mucho dentro de los países y entre su misma población, el riesgo de una persona de presentar esta enfermedad debido al consumo de carne es bajo pero se eleva según la cantidad que consuma.  Los expertos concluyeron que el consumo de 50 gramos de carne procesada aumenta en un 18% el riesgo de cáncer colorrectal, en el caso de la carne roja, no se estableció una relación causal debido a la evidencia limitada por lo que no se definió un porcentaje de riesgo.

La relación entre estos alimentos y el cáncer se debe a la presencia de sustancias que pueden alterar el metabolismo corporal y por ende producir células malignas, muchas de estas sustancias se generan durante el procesamiento, cocción o almacenamiento de las carnes.

Comer carne roja aún no se ha establecido como una causa directa de cáncer. Sin embargo, si se demostrara que las asociaciones reportadas son causales, se ha estimado que las dietas ricas en carnes rojas podrían ser responsables de 50.000 muertes por cáncer al año en todo el mundo. Estas cifras contrastan con el cerca del 1 millón de muertes por cáncer al año en todo el mundo atribuibles al consumo de tabaco, las 600.000 por año debido al consumo de alcohol, y más de 200.000 muertes anuales vinculadas con la contaminación del aire.

Por otro lado, las carnes rojas poseen una composición nutricional importante, aportando nutrientes esenciales para un adecuado desarrollo, crecimiento y funcionamiento del cuerpo humano.  Debido a esto, la declaración no busca alarmar a la población ni prohibir el consumo de estos alimentos, se busca crear conciencia sobre el tipo de alimentación de las personas y el equilibrio del mismo.

De igual forma, esta publicación refuerza las recomendaciones que ya existen a nivel de salud pública sobre la restricción en el consumo de este tipo de alimentos debido también a su relación con otras enfermedades crónicas como patologías cardiovasculares y digestivas.  En cuanto al consumo de carnes rojas, se recomienda el uso de cortes bajos en grasa máximo 3 veces por semana, en porciones no mayores a 100 gramos para personas sanas con una dieta equilibrada.

Posted in TIPS DE SALUD